Típicos errores en la atención a clientes de tu negocio

¿Qué negocios se te vienen a la mente cuando piensas en un gran servicio al cliente? A la hora de interactuar con una marca, ¿qué es lo que más valoras de su atención? Para las personas puede resultar imperdonable que una marca los trate mal o ser víctima de un pésimo servicio. Es común que un cliente insatisfecho no vuelva a consumir el producto, se queje en todas las plataformas posibles y no recomiende una marca con sus familiares y amigos. ¡Detecta las principales fallas y no dejes que tus clientes se vayan!

 

La atención al cliente se relaciona con todas las herramientas que utilizas para tener un cliente satisfecho, agradecido, contento y constante. Si un cliente está satisfecho con tu trabajo, hablará bien de ti, probablemente te recomendará y atraerá nuevos clientes potenciales. No se trata de siempre estar sonriendo y decirle buenos días a la gente, ¡es cuestión de mantener y atraer continuamente clientes con lo necesario para su satisfacción!

Te contamos algunos errores comunes que puedes evitar al momento de la interacción con un cliente para que así forjes herramientas que capaciten a las personas encargadas de brindarles atención y así garantices su satisfacción.

1. Mala actitud

No hay nada peor para un cliente que detectar que quien representa a un negocio no quiere ayudarlo o tiene una mala actitud hacia él. Esto quedará grabado en el cliente y aunque pueda ser que el negocio ofrezca un gran producto, si sus empleados no lo demuestran es probable que se quede con un mal sabor de boca.

2. Servicio Lento

¿Alguna vez has esperado mucho tiempo en un local o restaurante y te has desesperado? Ahora, es momento de ponerte en los zapatos de tu cliente y entender qué procesos puedes eficientar para no dejarlo esperando. No permitas que tu cliente pierda tiempo o se quede con la impresión de que tu empresa es ineficiente.

3. Falta de soluciones y empatía

Ponte en los zapatos de tu cliente en cada proceso de su experiencia de compra para tener presente en todo momento su percepción. Encuentra la manera de quedar bien o en acuerdo con él y trata siempre de cubrir sus expectativas. Cumple en todo momento con las garantías que prometas y ofrece ayuda en cada proceso o problema.

3. Mal manejo de las quejas

Cuando surja algún problema o queja, asegúrate de tener un plan de acción para responder de manera correcta sin confrontar a tu cliente. Evita problemas, conflictos, y maneja las crisis de manera inteligente y profesional. Controla en todo momento la situación y trata de negociar una solución razonable al conflicto.

En Borzo nuestra prioridad siempre serán nuestros clientes. Conoce más sobre nuestro servicio y agrega valor a tu negocio con nuestras entregas mismo día, express o programadas 💙

¿Te resultó útil? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email