Cómo optimizar tu trabajo
y ser más eficiente.
¿A veces piensas que tus acciones deberían de tener más impacto o un flujo más proactivo? ¿Los métodos de organización que estás utilizando no te ayudan a dar el ancho, optimizar o crecer tus actividades?



Para las personas que trabajan de manera autónoma, empresarios y empleados con agendas apretadas, la mejor manera de tener o mejorar el equilibrio vida-trabajo es enfocándose.

Steve Jobs decía que el enfoque no es decidir qué hacer, sino qué no hacer.


Pocos saben estrechar su enfoque, algo que podría ser muy útil. Muchas veces es la falta de claridad en el nivel práctico del enfoque, lo que hace que falles. Es importante entender cómo ser estratégico para poder centralizar tu enfoque en lo más prioritario y urgente de tu negocio. Es una manera de lograr más de tus metas y trabajar menos. A continuación algunos consejos para poder enfocarte en lo que de verdad quieres:

1. Dales valor monetario a tus pendientes


Determina el valor financiero de completar cada tarea de tu lista; es decir, ponle a cada pendiente un valor en pesos. Por ejemplo, si entregamos un producto significa que te van a pagar, entonces lo ponemos como: Entrega de producto equis (20 mil pesos). Cada actividad debe ser pensada como posibles ganancias para tu negocio.

2. Haz una lista de pendientes en orden descendente


Acomoda tus pendientes de mayor a menor valor asignado en beneficio de tu empresa. Organiza de manera prioritaria los mejor y más sano para ti.

3. Categoriza tus pendientes

Divide tus pendientes a la mitad, así tendrás 50% de las actividades más importantes y 50% de asuntos de menor prioridad.

4. Usa la mayoría de tu tiempo para el 50% más importante


Enfócate completamente en terminar los pendientes uno tras otro en el orden determinado, si alguno de los pendientes prioritarios no puede ser terminado solo con la parte de tu trabajo, espera a tus equipo, pero sigue trabajando en el siguiente punto de la lista hasta completarlo. No pierdas tiempo. En 5 días de trabajo, a lo mejor 4 días serán dedicados al 50% de pendientes importantes y un solo día a la segunda mitad de asuntos no urgentes.

5. Designa un día para la segunda mitad

Las cosas menos importantes probablemente puedas terminarlas en un día con este enfoque. Normalmente quedan flotando entre tareas, juntas y demás durante semanas y no se finalizan totalmente. Esto es algo normal que suceda, pero nuestro enfoque permitirá que se resuelva lo más importante siempre.

6. Reevalúa tus pendientes cada semana.

Si un pendiente se conserva semanas, probablemente no tiene un objetivo definido y por consecuencia son poco o nada importantes. Estas tareas son obsoletas, así que debes determinar cuáles actividades desechar por falta de objetivo o temporalidad. Eliminar desde un principio estas tareas puede ser difícil, siguiendo esta estrategia de enfoque con el tiempo podrás ignorarlas automáticamente.

Estar enfocado también significa perder algunas tareas u oportunidades. Es probable que tengas que sacrificar buenas oportunidades por estar presente en las excelentes. La mayoría de tu tiempo debe de estar dedicado a causar el mayor impacto a tu negocio posible. Trabajar enfocado en las actividades prioritarias para tu empresa va siendo notorio al paso del tiempo.

Ignora lo inútil y enfócate en las cosas importantes que hacen la diferencia para tu empresa.





¿Te gustó este artículo?
Disfruta del contenido en nuestro canal

de Youtube: DostavistaMX
Fernanda Machuca
Marketing Jr
Revolucionamos la mensajería express
Dejános tus datos para contactarte
¿Cuántos envíos haces a la semana?
Escríbenos tus comentarios
E-mail
Nombre
Comentarios
Regístrate en nuestro newsletter
Entérate de las últimas noticias, consejos, tips y recibe
20% de descuento en tu primer envío
Artículos relacionados